El auge del ayuno intermitente

Lobezno en una de sus películas utilizó el ayuno intermitente comiendo de 10 de la mañana a 6 de la tarde. Consiguió unos increíbles resultados tanto en pérdida de grasa como en ganancia muscular. En esas ocho horas de comer consumía más de 5.000 calorías. Jackman decía que era horrible y que en más de una ocasión quería vomitar porque era mucha comida y muy poco tiempo, pero también hay que admirar y hay que tener un buen control mental para mentalizarte y lograr tus objetivos.

 

Para este protocolo debes fijar una buena franja horaria para comer: por ejemplo desde las 3 de la tarde a 11 de la noche. Es interesante adaptar las comidas a vuestra vida social ya que siempre se cena en familia, con amigos o con tu pareja. Mejor utiliza las 8 horas para comer en la segunda mitad del día, ya que es más fácil no desayunar que no cenar. Si haces deporte es importante que te suplementes como es debido. Puedes adquirir los productos en tiendas físicas o online como FITSTORE.

 

También tenemos el ayuno del guerrero :se basa en 20 horas de ayuno y 4 horas para comer. Básicamente debes hacer una comida en la cual incluya el 90% de tus calorías diarias en esa comida.

 

Otra opción es el “eat stop eat”, que consiste en hacer un ayuno de 24 horas o uno de 48 horas a la semana. No deben ser seguidos; así obtendrás los beneficios del ayuno.

 

Por último, existe otra opción que es un ayuno a tu gusto: sería muchísimo más flexible y no es tan programado. Se trata simplemente de ayunar de vez en cuando.

 

Hay muchos más protocolos pero estos son los más usados.

 

Sin embargo, si padeces algún problema o enfermedad es importante que consultes a un especialista, el cuál te dirá la mejor opción a seguir y si es viable o no. Casos especiales son los problemas tiroideos o aquellos relacionado con la glucosa en sangre como la diabetes.