Lo que debemos hacer con nuestros hijos en invierno

Las parejas que tenemos hijos, si una cosa debemos tener clara es que la vida no es la misma con ellos que cuando estábamos sin ellos, eso es evidente. Debemos pensar en que ya no podemos acudir a los mismos lugares, ya que aparte de no ser muy aptos para ellos no se encuentran muy cómodos que digamos, así que es preferible que se busquen sitios en los que todos en familia se pueda pasar un buen rato. Que ocurre, pues que no es todas las ciudades tenemos la suerte de tener sitios habilitados para niños, con parques de bolas y demás, tienes que salir al parque si quieres que tus hijos quemen esa adrenalina que no los deja parar quietos. Pero es que en pleno invierno si una cosa da pereza es bajar al parque, en primer lugar, porque están los columpios chorreando, ya en más de una ocasión me he tenido que llevar a mis hijos empapados por tirarse del tobogán sin mirar antes si estaba mojado, un sitio en el que no te puedes sentar porque te quedas pajarito y donde los niños apenas pueden jugar bien por la cantidad de ropa que llevan.

A mí la verdad es que todo eso me da un poco de pereza y como no tenemos opciones para salir con ellos, prefiero quedarme en casa, pero ¿Cómo narices entretienes a unos niños que lo que quieren es puro movimiento? La verdad es que al principio era complicado, un rato los dejaba jugar a la videoconsola, otro rato veíamos juntos una película, después con juegos de mesa, hasta que di con lo que iba a ser la solución perfecta, lo que iba a mantener a mis hijos pegados en la silla, las manualidades han sido sin duda la mejor manera de conseguir que mis hijos se entretuvieran de lo lindo,  y es que de casualidad mirando un día la página www.materialmanualidadesonline.es vi la cantidad de cosas que tenían, con las que mis hijos podrían inventar un montón de cosas raras, así que no me lo pensé pedí el material que en poco tiempo llegó, y ya no me importa que no podamos salir, ya que los niños se quedan tranquilos en su mesa haciendo todo tipo de manualidades sorpresa, una buena manera de que en invierno estén quietos y no incordiando todo el día.