Saber valorar lo que tenemos

telefonosdesguacescom

No sabes lo que tienes hasta que no lo pierdes, eso es lo que siempre nos ha dicho mi madre, y que verdad es. Si tienes salud no lo valoras, cuando la pierdes la añoras, si tienes pareja y acabas metiendo la pata y la pierdes, empiezas a valorarla justo cuando se ha ido y así con un montón de cosa, no podemos ser hipócritas y pensar que no necesitamos a nada y a nadie porque no es así, siempre necesitamos a alguien que nos apoye, sobre todo en los momentos difíciles.

Yo me he dado cuenta de esto ahora, quizás demasiado tarde ya. Vivo en Londres desde que la crisis asoló España, casi diez años ya, no he perdido el amor por mi país de hecho siempre que puedo me paso por casa de mis padres a pasar unos días de descanso y aprovecho para visitar a la familia y las amistades. También aprovecho y hago algunas compras de cosas que no puedo comprar en Londres o que se que me van a costar más baratas. Hace unos días se me estropeo el aire acondicionado del coche, no es que haga mucho calor porque ya sabéis como es el clima de esta ciudad pero si creí oportuno repararlo por si lo tengo que utilizar. Así que me acordé de que mi padre siempre me hablaba de http://www.telefonosdedesguaces.com ya que a él le ha funcionado muy bien en varias ocasiones. Es una suerte poder contar con un directorio de los desguaces y piezas que puedes encontrar en cada uno de ellos.

Las enseñanzas de los padres son las que más huella dejan en nosotros, de hecho casi todo lo que aprendemos en la vida lo hacemos de ellos, los padres que nos educan y enseñan a ser buenas personas. Hay que saber a preciar no solo lo material sino también a las personas que tenemos a nuestro lado y los que son incondicionales son nuestros padres, ellos siempre están ahí, para nosotros, sin preguntas y sin hacer conjeturas, ellos son los que no fallan nunca, los que nos ayudan y nos guían.

Yo he aprendido a valorarlos más desde que no vivo con ellos, los echo mucho de menos,, los añoro todos los días aunque ya soy un adulto me hacen mucha falta, por eso hay que saber valorarlos ahora que los tenemos, disfrutemos de nuestros padres.