Tres películas de culto que todo usuario de Internet debería conocer

¡Atención, navegante! Recomendamos aquí tres películas que marcan los puntos claves en la evolución de Internet. Protagonistas brillantes, relatos atrapantes y datos de color que no querrás dejar de saber a la hora de entender de qué se trata Internet, esa red de redes que nos acompaña cada día de manera silenciosa y… permanente.

 

1- La red o The Net (1995)

 

Esta película fue estrenada en 1995 en Estados Unidos -país donde fue producida- y, al año siguiente, en algunos países de Europa y de Latinoamérica. Para comprenderla, debemos ponernos en el contexto de aquellos años. Es interesante en ese sentido tener en cuenta los dispositivos tecnológicos que se utilizaban y las recién nacientes posibilidades de conectividad a Internet, que entonces estaba asentándose a nivel mundial y abriendo sus puertas hacia afuera de las instituciones que le habían dado origen.

 

En The Net, Sandra Bullock es Ángela, una brillante desarrolladora y programadora de sistemas informáticos, especialista en detectar virus y anomalías en ellos y conocedora de las posibilidades de Internet. Recibe, estando de vacaciones, un extraño disquete con el objetivo de que inicie una investigación. Junto con esto, le llega un dato acerca de que el contenido del misterioso dispositivo podría permitirle acceder a bases de datos secretas.

 

Este dato resulta mayor si recordamos que los inicios de Internet estuvieron vinculados al interés de los Estados Unidos de acceder a las comunicaciones secretas de los países que consideraba sus enemigos, especialmente para realizar previsiones y para descifrar correspondencia de la, entonces, Unión Soviética.

 

A partir de estos hechos, Ángela queda implicada en una red de asesinatos encubiertos, de persecuciones y de identidades tergiversadas de las personas. Descubre, detrás de todo, a una organización que busca controlar al país y cruzar datos mediante la red de redes: Internet. Tendrá entonces que luchar para desvelar toda la trama de corrupción y

conspiración y, más aún, para salvar su vida.

 

2- Los piratas de Silicon Valley (1999)

 

Silicon Valley es una región de California donde se asientan, desde la década de los ochenta, las más grandes empresas relacionadas con la informática y con las más desarrolladas tecnologías. Los piratas de Silicon Valley es una película cuyo hilo narrativo transcurre entre los años 1970 y 1985, momento de estallido de los ordenadores personales y de las plataformas web con uso de Internet.

 

Casi a modo biográfico, la película relata los principios de las empresas Apple y Microsoft a través de sus fundadores. Steve Jobs y Steve Wozniak por parte de Apple y Bill Gates y Paul Allen por parte de Microsoft. Sin embargo, el argumento no sólo trata de los inicios de las empresas sino, y principalmente quizás, del álgido e histórico punto de discusión entre ambos.

 

 

En consecuencia, queda en evidencia y, como reflexión, la rivalidad por el conocimiento aplicado a los descubrimientos y por los derechos relacionados con ello. Todo, en el marco de un mundo donde el desarrollo de softwares, los protocolos de acceso y los esfuerzos por posicionar económicamente en el mercado como empresa líder de venta de ordenadores, de desarrollo y de plataforma con las cuales correr Internet están a la orden del día.

 

Tal vez una de las mejores escenas sea aquella en donde Steve Jobs, en relación a su situación personal, comenta: “Es como hacer un negocio con una mantis religiosa, te seduce y luego te come vivo, ¿no? (…) Nosotros somos mejores que vosotros, nuestro producto es superior’” a lo cual Bill Gates le responde con un tajante y pragmático: “Llegaste tarde (…) No lo entiendes Steve: eso no importa”. Para quienes quieran profundizar en el tema, vale la pena ver un documental que data del año 2015 y se llama Steve Jobs: la entrevista perdida.

 

La historia de Aaron Swartz: el chico de Internet (2014)

 

Los geniales aportes de Aaron Swartz se encuentran por toda la red de Internet, dado que tomó parte en el desarrollo del estándar RSS para leer y compartir contenidos en la web, hizo su magia en los códigos de las licencias Creative Commons y se convirtió, luego de ser cofundador, en propietario de la red social de nicho Reddit.

 

Esta película es casi la historia personal sobre la trayectoria del pensamiento de avanzada de Aarón y sobre la pesadilla legal que le tocó vivir al niño prodigio de la informática y de la Internet. Y es, también, una perspectiva sobre la tecnología e Internet vinculados a la justicia social, a las libertades civiles y a las organizaciones políticas del mundo capitalista.

 

 

La trama, luego de bucear en testimonios varios de seres queridos y colegas de Swartz, alcanza el punto cúlmine cuando el protagonista decide dejar a un lado las startups, con las que tan bien se llevaba en cuanto a su facilidad para desarrollarlas y, en vez y más acorde a sus principios, dedicarse de lleno al activismo en favor de la libre circulación del conocimiento en Internet.

 

Un dato que cruza información relevante sobre el tema y que puede servir para ampliar a quienes estén interesados, es que, dentro del film, se destaca el testimonio de Tim Berners-Lee. El precursor en la creación de la World Wide Web -primer sistema de uso de Internet- expresa su honda admiración por aaron Swartz, el joven prodigio